Continúa de luto San José Guayabal por muerte de Mario Rivera

El joven de 15 años falleció este lunes después de que tres vecinos lo tomaran por los pies y brazos para lanzarlo al aire, sin ninguna razón, lo que le provocó un trauma craneal severo.

0
186

La madre de Mario Ernesto Rivera, de 15 años, y quien falleciera después de una “broma” realizada por sus vecinos, dijo que para ella no fue una broma, a ella le quitaron a su hijo.

El joven falleció después de que sus vecinos lo lanzaran al aire haciéndole “la malteada”.

La comunidad en San José Guayabal, en Cuscatlán, continúa conmocionada por la noticia del fallecimiento de Rivera, quien por una broma perdió su vida el lunes pasado. Los doctores del Hospital Rosales le diagnosticaron trauma craneal severo.

El miércoles de la semana pasada, Mario fue a la tienda para comprar un encargo que su tío le había pedido, cuando regresaba a su casa tres vecinos lo abordaron y lo tomaron de los pies y manos para lanzarlo por el aire.

Entre el forcejeo, el joven recibió algunos golpes, y al final terminó cayendo al suelo con la cabeza.

“Eso terminó con su vida, ha sido fatal”, comentó el tío.

Después de eso lo llevaron a un Hospital donde no había ningún médico que lo atendiera. Mario continúo con los síntomas, después de las 21:00 horas que llegó su madre de trabajar, lo encontró tirado en la hamaca.

Durante la noche de ese día, el muchacho no dejó de vomitar y sentirse mareado, poco a poco iba perdiendo más la visión.

Hasta la mañana del jueves fue cuando su madre lo trasladó a la clínica. Para ese momento Mario ya estaba inconsciente.

Después de que los doctores lo revisarán, le informaron a su madre que el niño ya no tenía esperanzas, que moriría de una parálisis cerebral.

Sin querer aceptarlo, la madre lo transportó al Hospital Rosales, donde le dijeron que definitivamente no lo iba a lograr, que se preparara.

Al quinto día Mario murió, entre lágrimas su madre no paraba de decir que se le había ido su única esperanza, el único hijo que aún la acompañaba.

Tras el incidente, varios vecinos y compañeros informaron que el joven sufría bullying desde hace varios años, pero que el muchacho nunca quiso decir nada. En la comunidad nadie ha querido dar alguna declaración.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here