La doctora asesinada en Santa Ana sufría de violencia doméstica

De acuerdo a las investigaciones realizadas por la Fiscalía se pudo comprobar que Denys Suárez, presunto agresor, asesinó a su esposa y trató de desaparecer la evidencia.

0
221

El presunto culpable, Denys Suárez, del asesinato de Rosa María Bonilla, doctora del Ministerio de Salud, mostró lesiones en su cuerpo, las cuáles presuntamente fueron de la víctima al tratar de defenderse, informó esta mañana Graciela Sagastume, jefa de la Unidad de Atención Especializada de la Fiscalía para una libre violencia contra la mujer.

Suárez presentó golpes y rasguños en hombros, brazos y otras partes del cuerpo, lo que muestra indicios de que forcejeo con la occisa.

Sagastume señaló que cuando recogían evidencias de la escena del crimen se dieron cuenta que Suárez había tratado de borrar las manchas de sangre, por lo que también será procesado por fraude procesal.

“La casa completa presentaba rastros de sangre de la víctima, en algunas paredes habían pringas de sangre, pero hubo intento de limpiar, por lo que se ordenó, de parte de la Fiscalía, que se realizara la experticia con luminol”, indicó la fuente.

La prueba de luminol mostró marcas de sangre desde el cuarto de la víctima y hasta las gradas de la casa. En la sala, en el cuarto de la hija fallecida y en el cuarto de lavado, donde también había un edredón con olor a sangre, a pesar de haber sido lavado.

“Él (Suárez), efectivamente previo a pedir auxilio estuvo limpiando la escena”, indicó Sagastume.

De acuerdo con información de la Fiscalía, él era quien controlaba los ingresos de la casa, e incluso le daba diariamente dinero a la víctima para sus gastos, a pesar de ser el salario de ella.

Ella no administraba las ganancias del negocio que había puesto ni disponía de su salario, Suárez utilizaba ese dinero para pagar las cuotas alimenticias de una relación que tuvo.

“Las investigaciones también indicaron el implicado era una persona celosa, tenía un control físico sobre la víctima, de saber dónde estaba, constantemente la controlaba”, manifestó la jefe de la unidad.

El jefe de la Oficina Fiscal de Santa Ana, Max Muñoz, explicó que la acusación por fraude procesal se le imputará el día de hoy, y que también se incluiría otra por el delito de feminicidio agravado.

Sagastume declaró que ya se ordenaron los peritajes psiquiátricos y psicológicos para determinar psicopatías en Suárez. En cuanto a las versiones brindada por el acusado, es contradictoria, dijo la jefa de la Unidad.

Foto: elsalvador.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here